Susan para CT: Asuntos

!Trabajemos juntos por un mejor Connecticut!

Necesitamos un nuevo sendero. Yo seré una incansable luchadora por nuestras familias trabajadoras—apoyando a las empresas pequeñas, asegurando la igualdad de pago por el mismo trabajo, aumentando el salario mínimo, e inviertiendo en nuestra gente, escuelas, e infraestructura. !Trabajemos juntos por un mejor Connecticut!

Los empleos y la economía

Demasiados jóvenes y familias en Connecticut descubren que tienen que irse del estado para poder encontrar buenos empleos. Tenemos que crear un ambiente económico que sea más favorable a los negocios y empresas pequeñas aquí en Connecticut. Habiendo ayudado a más de 80 empresas pequeñas a recaudar millones de dólares y creado miles de trabajos de buena paga, yo tengo la experiencia para atraer más negocios y empleos a Connecticut. También tenemos que asegurarnos que cada empleo sea de calidad; y es por eso que yo firmemente apoyo la idea de expandir los programas de aprendizaje y entrenamiento.

Balancear el presupuesto estatal

Yo creo en cortar los gastos innecesarios y eliminar el desbalance presupuestario. Los gobernadores de ambos partídos políticos y las legislaturas anteriores han sobregastado nuestro fondo de crédito. Los negocios en otros estados vendrían a Connecticut solo si adoptamos un presupuesto previsible y gobernamos responsablemente. Una de mis prioridades será adoptar, a tiempo, un presupuesto justo y balanceado.

El medio ambiente

La ciencia no engaña—el cambio drástico del clima es una seria amenaza a nuestro planeta. Necesitamos un gobierno estatal que reconozca esta realidad y trabaje por reducir la producción del carbono, reducir el alto costo de energía en el estado, y apoyar el desarrollo de energías renovables. Además, Connecticut debería ser un líder en energías sostenibles, y yo trabajaré con los líderes legislativos y nuestra delegación en el Congreso en Washington, D.C. para asegurar que estemos haciendo todo lo posible para poner a nuestro estado en la vanguardia de la revolución en auge de energías renovables.

Pago equitativo

Ya que en Connecticut la mujer gana 83 centavos por cada dólar que el hombre gana, estamos mejores que otros estados en cuanto a la igualdad de pago. Pero tenemos que hacer más, especialmente si tomamos en cuenta que las mujeres Afro-Americanas en nuestro estado ganan solo 59 centavos por cada dólar que gana un hombre, y las mujeres Latinas ganan solo 48 centavos. Como su gobernadora, yo prometo abogar por los derechos de las mujeres y la igualdad de pago. Yo no descansaré hasta que cada mujer gane lo mismo que su par masculino, sin importar su raza, etnia, condición de familia, o historial de salario.

La atención médica

Como gobernadora, una de mis prioridades será asegurar que todos los que viven en nuestro estado tengan el acceso a cobertura de salud de calidad y económica. Yo apoyaré legislación que busque reducir los costos de las medicinas, que provea clínicas en las comunidades, y política pública que nos ayude a lograr la meta final de reforma de salud—implementar la opción pública, un sistema de salud de pagador único para los que vivimos en Connecticut. Además, tomaré en serio la epidemia de opioide, tal como la crisis de salud que representa, y dirigiré recursos económicos para promover mayor intercambio de información entre los proveedores de servicios médicos, fortalecer el programa de monitoría de medicamentos con recetas, mejorar programas de tratamiento, y ayudar a proveeer el medicamento naxalone a más clínicas en las comunidades para así prevenir las sobredosis.

Respetar a nuestros veteranos

Nuestros hombres y mujeres del servicio militar han sacrificado tanto por protegernos, por ende es imprescindible que el gobierno trabaje con tal dedicación en proveer servicios tanto como ellos lo hacen por nosotros. Es por eso que yo apoyo los programas que ayudan a los veteranos a encontrar empleos y vivienda, y por que yo apoyo mejor acceso a servicios de salud mental para los veteranos, para que estos valientes miembros del servicio militar puedan tener una buena vida en Connecticut y darle sostenibilidad a sus familias.

Invertir en nuestra infraestructura

Debemos aumentar nuestra inversión en la infraestructura de nuestro estado. Esto incluye los proyectos de “ladrillos y morteros” tales como carreteras, puentes, represas, rieles, y escuelas, así como ampliar el acceso a la red internet en cada comunidad en Connecticut. Estos proyectos atraerán a grandes empleadores, y ellos harán más fácil que nuestros negocios locales crezcan y empleen más mano de obra. Si la legislatura adopta leyes para cobrar peaje en Connecticut, yo apoyaré a que se reduzca el impuesto sobre la gasolina, el cual es uno de los impuestos más anticuados y regresivos. De acuerdo a la revista U.S. News and World Report, Connecticut ha bajado al lugar número 41 entre los 50 estados de la unión en el pobre mantenimiento de la infraestructura. Esto no es aceptable y le cuesta empleos al estado. Yo exhorto firmemente a todos los votantes de Connecticut a que apoyen la iniciativa de “cofre cerrado” que figurará en la papeleta de voto este noviembre. Esto es esencial para el futuro de Connecticut, y convencerá a aquellos futuros empleadores que nuestro estado ha tomado en serio invertir lo necesario para nuestra infraestructura que hará de nuestro estado un lugar más atractivo para establecer sus empresas.

Mantener a nuestos jóvenes en Connecticut

Es crítico que demos sostenibilidad a nuestros jóvenes y familias aquí en Connecticut. Podemos lograrlo fortaleciendo las fuentes de mano de obra de nuestras escuelas superiores, colegios comunitarios y técnicos, y colegios y universidades estatales. Nuestros estudiantes deberían sentirse confiados de que cuando se gradúen podrán encontrar un buen trabajo aquí en Connecticut. Como gobernadora, yo voy a colaborar con empresas locales y nuestras instituciones educativas para asegurar que nuestros empleadores tengan los empleados preparados que necesitan aquí en el estado. Es por eso que apoyo a los esfuerzos actuales para aumentar el acceso a programas de aprendizaje y de entrenamiento. Además, es por eso que también apoyo los esfuerzos actuales por aumentar el salario mínimo y lucharé por adoptar el permiso de maternidad y familiar pagado para todos los trabajadores.

Hacer la educación universitaria más económica

Necitamos hacer que la educación universitaria sea más económica e invertir en educación de alta calidad. Los crecientes aumentos en los gastos de matrícula y las grandes deudas educativas que enfrentan nuestros estudiantes ponen a nuestros jóvenes y familias en condiciónes precarias. Cada estudiante en Connecticut que ha rendido buenas calificaciones para poder entrar a la universidad debería poder tener acceso sin importar su situación financiera. Es por eso que yo apoyo matrícula gratis para estudiantes con pocos recursos económicos que quieran matricularse en los colegios comunitarios y tengan un plan de pago.

Los sindicatos

No cabe duda de que los Estados Unidos de América es más fuerte cuando nuestra clase media está prosperando, y los datos claramente muestran que la clase media prospera cuando los sindicatos son fuertes. No es coincidencia que la batalla que los Republicanos han tenido contra los sindicatos desde hace décadas ha contribuído al creciente aumento en la desigualdad de los ingresos en nuestro país y que se haya debilitado sistematicamente la clase media. Los Republicanos ofrecen muchas razones por sus acciones, pero todo eso se resume en una palabra: avaricia. Ésta alarmante concentración de riquezas por el 1% de la gente en nuestro país también tiene un efecto alarmante en nuestra democracia. Le permite a los super-ricos a comprar nuestras elecciones y ejercer aún más control sobre nuestros funcionarios administrativos y judiciales, muchos de los cuales son hostiles a los sindicatos.

Como gobernadora, yo apoyaré el derecho de los sindicatos a que se organizen, participen en negociaciones colectivas, y participen en el proceso político. Yo también reconozco que a medida que busquémos reconstruír la economía de Connecticut, los sindicatos son socios valiosos tanto en el crecimiento económico como en la restructuración de nuestra deuda existente.

Protejer los derechos de las personas LGBTQ

Connecticut ha estado en la vanguardia protegiendo la igualdad en el matrimonio y los derechos civiles. Actualmente, sin embargo, tenemos una administración en Washington que está claramente interesada en retroceder, en vez de avanzar, los derechos civiles que las personas LGBTQ lograron obtener con tanto esfuerzo. Como gobernadora, yo me comprometeré a que Connecticut continúe su liderazgo en estos asuntos y protegeré a nuestra comunidad LGBTQ de la discriminación y acciones que tome el gobierno federal.

Proteger a las personas de la tercera edad

Necesitamos asegurarnos que Connecticut continúe siendo un lugar económico en el cual las personas de la tercera edad puedan vivir sus años de retiro. Como gobernadora, yo trabajaré arduamente en los asuntos que afectan a nuestras personas de la tercera edad, incluyendo protección contra los préstamos predatorios. Yo lucharé por asegurar que los ingresos de seguro social y pensiónes para las personas que viven en Connecticut y que ganan $75,000 ó menos y las familias que ganen menos de $100,000 no paguen impuestos durante el transcurso de mi período de gobernación. Además, yo le pediré al Congreso que continúe financiando los programas de Medicare y seguro social para que las personas de tercera edad tengan los recursos que necesitan para permanecer en sus viviendas y puedan vivir cómodas y felices.

Reducir la violencia con armas de fuego

La violencia con armas de fuego ha alcanzado cifras alarmantes en éste país. Es hora ya de dejar atrás la retórica y encontrar un acuerdo. Las armas de cacería no son el problema; pero si lo son las armas militares semi-automáticas diseñadas para cazar y matar a docenas de seres humanos en un instante. Si prohibimos los aditamentos automáticos, creamos mejor asesoramiento de antecedentes penales, y proveemos más recursos para ofrecer servicios de salud mental podrémos mantener seguras a nuestras familias sin violar los derechos de ciudadanos de buena conducta. Es verdad que solo un estado no puede resolver el problema, pero Connecticut puede encabezar el esfuerzo.

Las zonas rurales de Connecticut

Habiendo crecido en una granja en Middletown yo entiendo cuan importante es que cada comunidad en nuestro estado se sienta escuchada y representada en Hartford. Como gobernadora yo lucharé por tener mejores escuelas, trabajos, y servicios médicos tanto en nuestro pueblos rurales como en las ciudades y suburbios, comenzando con mejores redes de internet de alta velocidad y accesibilidad. En colaboración con la legislatura y el Congreso, también lucharé por los agricultores, asegurando que estos puedan trabajar a la par con agricultores de otros estados.

Apoyar la educación de STEM (ciencia, tecnología, ingeniería, y matemáticas)

Connecticut es reconocido nacionalmente como líder en la biociencia, aeroespacial, y manufactura avanzada. El Brookings Institute clasifica a las ciudades de Bridgeport, Stamford, y Norwalk entre las mayores zonas de industria avanzada en el país. De acuerdo a Hartford Business Journal, se proyecta que el sector de biociencia de Connecticut “podría crear más de 16,000 nuevos empleos permanentes en el estado y generar tasas de ingreso adicional de $4.6 billones de dólares para año 2037.” Además, industrias tales como ingeniería aeroespacial y manufactura avanzada están en rápido aumento en nuestro estado. Por lo tanto, debemos expandir la educación STEM tanto como el número de estudiantes de ciencias de computación y codificación. Las mujeres y minorías aún están muy poco representados en éstas areas. Debemos colaborar con los educadores, empleadores, y la Asamblea General para aumentar los números de estudiantes tomando clases de la ciencias de la computación en todos los niveles.

La salud de la mujer

En el transcurso de mi carrera, yo siempre he abogado por la salud de la mujer. Como Representante Estatal, orgullosamente redacté proyectos de ley que prohibían masectomías sin estancia en el hospital y aseguraban que las mujeres en tratamiento por cáncer de mama tubieran buén tratamiento. Como Secretaria del Estado, yo luché para que las empresas pequeñas tuvieran acceso a cuidado médico más económico. Ya que ambos, el cuidado médico y acceso reproductivo están en peligro por la actual administración, Connecticut necesita una líder que abogue firmemente en la lucha por mejor acceso y cobertura médica.